El soccer es más negocio que el fútbol

Por Álvaro Ch (@23_acher)

La globalización es una hecho en nuestros días. A mi parecer es un factor favorable, porque te permite una conectividad con cualquier parte del mundo despreciando por completo el espacio-tiempo en el cual estén tus objetivos. A pesar de ello no ha dejado tampoco de tener sus detractores, los cuales parecen no querer evolucionar con los tiempos.

A mí me resulta un concepto totalmente beneficioso en nuestros días, ya que a parte de conexión en otros mercados internacionales te da la oportunidad de conocer desde la distancia. Y esa sabiduría da seguridad.

Y eso ha influido en todos los sectores que existen. Uno de ellos, entre muchos, es el deporte. Con esta entrada quiero expresar mi total devoción a la puesta en escena de los Estados Unidos en sus deportes, pero especialmente en el soccer —como lo han querido nombrar, aunque sigo muy bien sin entender el porqué—. Y a eso va dedicado este post. Sí, al entendimiento de cómo se cuece un producto, quizá no demasiado profesionalizado aún, pero muy mediático y el cual saben vender muy bien los estadounidenses.

2019-MLSCUP-SEATTLEonupImage-2.png
Seattle Sounders campeón MLS Cup 2019 / 📸  Major League Soccer

La Major League Soccer (MLS) es la liga de fútbol profesional federada por la Federación de Fútbol de los Estados Unidos que representa el nivel más alto del deporte en los Estados Unidos. La liga comprende 26 equipos, con las recientes incorporaciones de Inter Miami y Nashville: 23 en los EE. UU. y 3 en Canadá, y constituye una de las principales ligas deportivas profesionales en ambos países. La liga planea expandirse a 29 equipos con las adiciones de Austin FC en 2021, Sacramento Republic FC y una franquicia de St. Louis en 2022, con planes adicionales de expandirse a 30 equipos posteriormente.

Seguramente haya quien esté algo descolocado con el término «nivel más alto del deporte […]». Y bien, es así, ya que el sistema ligas de fútbol en Estados Unidos se confecciona a través de una serie de ligas profesionales y aficionadas. Estas ligas son cerradas, lo cual desbanca cualquier posibilidad de ascensos y descensos entre competiciones, cosa que genera cierta controversia para la mirada europea.  La USSF define las ligas profesionales en tres niveles, llamadas divisiones, y todas las demás ligas federadas por la USSF no tienen un nivel o división oficial designado.

Path2Pro-Pyramid.png
Pirámide del fútbol estadounidense / 📸  Midfield Press

Una vez entendido el sistema de ligas existente en los States, cabe recordar que los clubes de la MLS son franquicias. ¿Qué quiere decir eso? Que funcionan como empresas dependientes de la liga. El precio que se debe de depositar en las arcas de la MLS es actualmente de $200M  —a no ser que te llames David Beckham y que en 2007 firmases una cláusula en tu contrato que especificara que en una futura compra el precio se marcaría en $25M—.

El modelo es conocido como ‘single entity. Esto significa que la liga posee los equipos y firma a todos los jugadores. Una vez que firman con MLS, los jugadores se distribuyen entre los equipos, de acuerdo con las reglas de adquisición de la liga: las Reglas y Regulaciones de la Lista de MLS . Entonces un jugador transferido de un club extranjero firma con MLS, no un equipo MLS individual. Las Reglas de adquisición luego determinan qué equipo obtiene el jugador.  En resumidas cuentas, la MLS, como organismo, juega el papel de club único, ya que paga, vende y compra jugadores.

“Estaba desayunando, me llamó el GM, me dio las gracias y me comunicó que me iba a Toronto” Jon Bakero, sobre su traspaso de Chicago Fire a Toronto FC

El jugador, al haber firmado un contrato con la MLS, si es traspasado dentro de la liga no tiene ni voz ni voto en el movimiento, debe aceptarlo porque las condiciones pactadas en la firma se mantienen, pero en distinto club y ciudad.

La MLS controla las adquisiciones de jugadores a través de un conjunto de reglas diseñadas para evitar que sus equipos compitan entre sí por los jugadores disponibles. Las reglas intentan eliminar la competencia al otorgar a los equipos derechos exclusivos para negociar y firmar ciertos jugadores. Estos derechos, o discovery list, como también se lo conoce, pueden intercambiarse o venderse, para cualquier jugador dado, deben seguir siendo exclusivos. Dicho sistema está implementado para proteger a la competición del “antimonopolio” de estrellas. En resumen, las reglas de traspasos de la MLS cambian la manera tradicional en la que un club contacta y ficha a un jugador.

“La MLS también quiere empezar a posicionarse como una liga de venta de jugadores” — Raúl García, representante de Pozuelo (Toronto FC) y Carles Gil (New England Revs)

Al ser una liga cerrada, donde los propietarios compran una licencia para competir directamente en MLS sin existir ni tan siquiera la posibilidad de hacerlo desde una de las ligas mostradas en la Pirámide del fútbol estadounidense, los equipos ni ascienden ni descienden. Cosa que seguramente resulte rara desde la perspectiva europea, pero muy asentada en USA en competiciones como la NBA o la NHL. Entonces, ¿cómo aparecen clubes nuevos? Pagando. No hay más. El requisito fundamental, y explicado anteriormente, es depositar $200M en la liga y acordar contruir un estadio propio en los próximos dos años. La confección del equipo sí que resulta algo más complicada. Aquí acceden a través de la conocida ‘Fase de Expansión’. Un proceso por el que la MLS exige una serie de condiciones para entrar a competir: academias formativas, buenas instalaciones deportivas… 

mls-expansion-history.gif
Evolución histórica de la MLS / 📸  Major League Soccer

En el Draft de Expansión, las franquicias tienen la oportunidad de seleccionar hasta cinco jugadores de otras plantillas de la MLS para unirse a su roster. Eso sí, las diferentes franquicias ya existentes de la liga tienen la posibilidad de proteger a de sus 12 jugadores, es decir, aquellos que los clubes quieran que sigan formando parte de su plantilla, al igual que jugadores de sus academias y jugadores de Generación Adidas, que es un programa diseñado para dar a juveniles de la selección nacional una formación para ser profesionales. Sólo se puede seleccionar un jugador de cada equipo en el Expansion Draft.

Estos han sido los pasos que ha debido realizar David Beckham, previo pago de $25M. Al ex jugador inglés se le puso ciertas facilidades para adquirir una franquicia en el futuro porque a la MLS le interesaba que alguien tan mediático y marketiniano como Beckham volviese años más tarde a generar expectación de nuevo. Por otra parte, igual que se le pusieron facilidades, también tuvo restricciones, ya que en aquel contrato firmado en 2007 especificaba que dicha futura franquicia no podría estar localizada en Los Ángeles o Nueva York. Es por eso que, teniendo esos dos grandes mercados fuera de su alcance, decidió asentarla en Miami.

¿Saben esa expresión que dice «le viene como anillo al dedo»? Pues así le viene a Beckham la Major League Soccer, ya que igual que acaba de llegar con condiciones excepcionales, también llegó con condiciones excepcionales hace más de una década.

Embed from Getty Images

La ley Beckham es el término con el que se conoce a uno de los rasgos más característicos de la Major, el jugador franquiciaEn 2007, la liga padece un proceso de crecimiento interno y se expande más allá de las fronteras de los Estados Unidos hacia Canadá con la incorporación de Toronto FC a la competición. La liga toma varias medidas para aumentar más el nivel de juego mediante y una de ellas es la adopción de la Regla de jugador franquicia.

El tope salarial en 2006 fue estimado alrededor de los $1,9M. David Beckham fue el primer futbolista en ser fichado bajo esta normativa, firmando un contrato con LA Galaxy que pagó al jugador $6,5M anuales.

Actualmente la liga  cubre parte de este ingreso directamente al jugador franquicia que para el año 2019 es de $530.000. Esto significa que la diferencia debe ser pagada por el “dueño” del club por el que juega dicho jugador. Para el resto de la plantilla sí que hay restricciones muhco más ajustadas, por eso. El límite salarial tope para los 24 primeros jugadores de la lista de cada equipo es de unos $3M .

Embed from Getty Images

El soccer en Estados Unidos ya hace que dejó de ser un deporte de segunda fila, aunque la expectativa desde Europa no parezca de ese modo. En una encuesta de la ESPN en 2013 se determinó que el soccer es el deporte más popular entre adolescentes estadounidenses de entre 12 y 18 años.

“Los jugadores (sobre todo sudamericanos) eligen la MLS por aprender el idioma, porque no se encuentran su coche destrozado a la salida de un partido y a final de mes cobran lo que habían acordado” — John E. Rojas, periodista colombiano para MLS.com

Además, según datos de un informe de ESPN junto con Sport Business y WorldFootball, la MLS logró un promedio de asistencia a sus estadios de más de 22.000 aficionados, por encima de la ligas como la francesa, la holandesa, o la mismísima NBA. Un ejemplo reciente también es el de Los Ángeles FC, equipo fundado hace dos temporadas y que en su temporada de arranque ya contaba con 23.000 abonados para toda la campaña.

 

Según informaciones trasladadas de la MLS a Raúl García, representante de futbolistas en la liga estadounidense, una de las causas de ese auge del balompié en tierras norteamericanas tiene que ver con el desinterés de los jóvenes en un deporte como el fútbol americano, debido a los riesgos físicos que comporta, cosa que ha hecho que incluso aumente el número de fichas federativas de estos, más de 3 millones en 2014.

Todos estos cambios han desembocado en regenerar la competición. Lo que era para los jugadores una liga para el retiro donde venir a dar el último ‘atraco’ se ha convertido en una liga con claros objetivos de altas vías de desarrollo para su profesionalización. Y digo vías de desarrollo, ya que aunque el cambio respecto años atrás a nivel competitivo ha sido muy evidente, aún quedan aspectos tácticos que mejorar, porque aún se nota esa raíz física por la que se ha caracterizado la Major o el bajo nivel de sus defensas a nivel general. La tarea pendiente aún es la de competir en el continente. Los equipos mexicanos siguen dejándoles muy poco chance cuando se enfrentan en Concachampions (la Champions de Norteamérica).

1524492793_894092_1524493135_noticia_normal_recorte1.jpg
Final de Concachampions entre Chivas y Toronto FC del 2018 / 📸 C. Young (AP)

Y como toda obra norteamericana, aquí también existe una trilogía basada en las generaciones por las que se ha transformado la competición.

La MLS 1.0 correspondería a aquella del año 2007-2008, cuando empiezan a llegar las estrellas. La 2ª generación se define en relación a cuando estos jugadores acaban su ciclo y marchan de la liga. Y la MLS 3.0 estaría basada en todo lo contrario; ya no es una liga para el retiro, el paradigma ha cambiado, y los jugadores ya no vienen exclusivamente a cerrar sus etapas futbolísticas, sino que vienen como paso o puente a una nueva aventura en su carrera profesional. Así pues, nos espera una 25ª edición de la Major League Soccer apasionante a partir del próximo febrero.

<a href=”https://www.ivoox.com/soccer-es-mas-negocio-futbol-audios-mp3_rf_45371297_1.html&#8221; title=”El soccer es más negocio que el fútbol”>Ir a descargar</a>

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s